« | Inicio | »

Sobre los teléfonos de prepago y su identificación
Como país a veces somos de un conformista que asusta: el Gobierno no se atreve a terminar de prohibir fumar en los bares (y lo hace en etapas) y sin embargo, nos hemos comido con patatas la identificación de los telefónos de prepago sin más: supongo que porque tenemos claro que somos buenos, y que no pasa nada porque la compañía de teléfonos (y todos aquellos a quienes le proporcionen los datos) sepa quiénes somos y más si lo dice papá estado en nombre de nuestra seguridad.

En Estados Unidos parece que andan pensando en esas cosas ahora mismo y hay algo de debate: el Senador Schumer (y su equipo, por lo que curra si miramos a la numeración de las entradas de esa página) publicaba el otro día Schumer, Cornyn: prepaid cell phones help terrorists like times square bomber evade detection; senators propose first-ever federal law to require phone companies to keep records of buyers' identities.

Esencialmente, lo que ya se dijo aquí: los malos pueden utilizar teléfonos sin identificar para hacer cosas malas y la policía no los pillará (que esencialmente tiene dos defectos: identificar tus teléfonos no significa que los malos estén identificados y las maldades no sólo pueden hacerse con teléfonos móviles; y último: los pillan normalmente, aunque el teléfono no esté identificado); también los usan los vendedores de drogas, ...

En It's Not Just Drug Dealers Who Buy Prepaid Phones dicen, claro, que no sólo los malos tienen interés 'legítimo' (las comillas por los malos, aclaro) en tener un teléfono anónimo: periodistas y policías para chivatos, gente amenazada (¿violencia de género, por ejemplo?) y, simplemente, gente que no quiere que le den la lata más que los que ellos elijan.

En Wary Mexicans shun cellphone database meant to bolster security nos enteramos de que en México es obligatorio registrar este tipo de teléfonos pero que no se consigue mucho éxito en la tarea: se estima en más de un millón el número de nombres falsos en la base de datos creada por el gobierno.

En Another Attack on Anonymity hay un resumen, que es de donde yo saqué el resto de enlaces.

Por cierto, el otro día leíamos como Las operadoras dan de baja a 1,54 millones de clientes por la 'ley de prepago' . Muchos terroristas y distribuidores de drogas me parecen, así a ojo.
Puedo imaginar que a alguien se le ocurra echar un ojo a todos esos teléfonos para ver si pilla a algún malo.

Etiquetas: , , , , , , , , , , ,

Posted by fernand0 on junio 11, 2010 at 06:05 p.m. | Permalink

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
http://www.typepad.com/services/trackback/6a00d8342464d053ef0133f0cb476f970b

Listed below are links to weblogs that reference :

Comentarios

Los comentarios de esta entrada están cerrados.